Logo Lainformacion.com
< Nueva vida, nuevos hackeos
La historia de la creación del Dassault Falcon 7X en cinco años de fot >

El Google Car que conduce solo, visto desde otro punto de vista - y un ticket hacia la Singularidad

Hoooooly shiiiiit!

Gritos primordiales - señal inequívoca de un cambio radical.

En su día no vi esta grabación alternativa del Google Car vista desde el punto de vista del conductor y la verdad es que impresiona y divierte a la vez. Al parecer quien ocupa el asiento del conductor -sin tocar el volante, eso sí- es un invitado a una de las conferencias TED en las que se mostraron los avances de Google en este terreno.

Para hacernos una idea del escenario, la foto oficial de esa demostración era esta otra: un aparcamiento cerrado al público donde se ve claramente que el Google Car no es que vaya paseando a Miss Daisy precisamente.

Googlecar

El vídeo nos lo enseñó esta tarde Salim Ismail, uno de los fundadores de la Singularity University, quien lo explicó jocosamente diciendo más o menos que

Lo que se oyen son los gritos primordiales de alguien que está viviendo un cambio sin igual en un instante de su vida: el momento en que se da cuenta de que la tecnología que maneja el coche es capaz de hacer algo que él no podría. El ordenador, los sensores y mecanismos pueden conducir más rápido y mejor que las personas, sin que ningún humano intervenga. Da un poco de miedo.
Esta idea fue una de las muchas que vi en una de las mejores y más entretenidas charlas que recuerdo desde hace muuucho tiempo, en este caso en la Fundación Rafael del Pino. El motivo de la invitación a Ismail era la presentación del concurso Call to Innovation 2013 donde en los próximos meses se seleccionará a dos emprendedores españoles para recibir una beca y vivir diez semanas en el campus que la NASA tiene en el Ames Research Center, en Silicon Valley.

Call-Innovation-2013

Quienes han estado allí lo califican como una especie de visita al futuro recibiendo conferencias de la gente más puntera en el campo de la tecnología y la ciencia aplicada a qué podemos hacer para mejorar el mundo con la tecnología. En años anteriores los profes fueron Larry Page, Vint Cerf, Buzz Aldrin o Bob Metcalfe.

Todo lo relativo a la singularidad tecnológica tiene su punto de controversia; por ejemplo para empezar esta universidad no es una universidad como tal (sino una organización sin ánimo de lucro) y hay quien considera un tanto exageradas sus expectativas y frágiles sus principios, especialmente el concepto de crecimiento exponencial continuo. A pesar de esto, sus ideas no dejan de ser apasionantes y propensas a hacer volar la imaginación.

Quienes sueñen tener uno de esos tickets en sus manos solo tienen que saber inglés, describir la idea (aplicada a España) y grabar un vídeo de unos 5 minutos explicándola - de aquí al 4 de marzo.