Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2015

Las personas que padecen la Enfermedad de Parkinson a menudo desarrollan una condición secundaria conocida como micrografía, que resulta en que la letra en manuscrita se hace más pequeña e ilegible, «tanto que a menudo estas personas renuncian a la práctica de la escritura o del dibujo», según explican en Dopa Solution.

El bolígrafo ARC Pen no utiliza estabilizadores exactamente, sino que recurre pequeños motores y vibradores de alta frecuencia que anulan en parte los movimientos involuntarios del paciente, ayudando a mejorar la escritura y facilitando desplazar el bolígrafo sobre el papel.

De momento se trata de un prototipo pero, según el grupo de estudiantes que desarrolla el bolígrafo, los voluntarios que lo han probado mejoraron su escritura de forma significativa.

Vía Digital Trends.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear