Por Nacho Palou — 16 de Abril de 2013

A partir de robots simples simulados por ordenador y formados por componentes básicos que les dan forma y movilidad, el sistema busca combinaciones y modelos que logren el objetivo de que se muevan lo más rápido posible. A lo largo del proceso evolutivo se produce el muestrario de variaciones posibles, todas funcionales, que aparecen en el vídeo.

Más información (y el código del software) en la web de Jeff Clune.

Vía Kottke.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear