Por Nacho Palou — 6 de Febrero de 2015

De hecho Kathy, con problemas severos de vista desde que era niña, no sólo ve por primera vez a su hijo, sino que su hijo es el primer bebé que ve en toda vida.

Las gafas eSight mejoran la vista de las personas de visión limitada (baja o casi nula), en casos en los que aún perciben luces y sombras, aunque estén por debajo del límite de lo que se considera legalmente ciego —al menos en países como EE UU y Canadá donde eSight está certificado.

De modo que las gafas no restauran la vista en aquellos casos de ceguera completa o profunda, sino que es necesario que haya algo de visión, células oculares que respondan a estímulos de luz.

eSight funciona procesando la imagen que se está mirando (que las gafas capturan a través de una cámara) y la modifica de modo que resulte visible, presentando una versión de la escena como una imagen mejorada y adaptada en cada caso que se proyecta directamente frente a los ojos desde dos pequeños proyectores situados en el interior de las gafas.

Las gafas permiten al usuario controlar el enfoque, el contraste y hacer zoom, por ejemplo para ver la hora en el reloj o para leer o ver la tele. Toda la tecnología que hace funcionar las gafas va empaquetada en un dispositivo portátil, de tal modo que las gafas se pueden llevar puestas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear