Por Nacho Palou — 20 de Octubre de 2011

OmniTouch es una demostración funcional de cómo convertir cualquier superficie en táctil. Consiste en un pequeño proyectos y una cámara infrarroja con sensor de movimiento como el utilizado por el accesorio para Xbox 360 Kinect de Microsoft.

Montado sobre el hombre del usuario, proyecta teclados e interfaces sobre superficies tales como cuadernos, mesas, paredes o la propia mano, y el sensor de movimientos interpreta que elementos se están "pulsando" o "tocando".

(Vía Technology Review.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear