Por Nacho Palou — 7 de Abril de 2015

Bateria Aluminio - Universidad Stanford
Fotografía: Mark Shwartz, Precourt Institute for Energy, Stanford University.

En Phys.org, Ultra-fast charging aluminum battery offers safe alternative to conventional batteries,

Científicos de la Universidad de Stanford han desarrollada la primera batería de aluminio de altas prestaciones, de carga rápida, larga duración y más barata. Según los investigadores se trata de una alternativa a las actuales baterías [pilas alcalinas y baterías de iones de litio] utilizadas actualmente.

El intento por desarrollar baterías de aluminio para la construcción de baterías ha sido una constante a lo largo de muchos años, entre otras cosas por su menor coste y mayor capacidad, amén de que es menos inflamable que el litio. Pero hasta ahora no se había conseguido dar con la tecla y hacerlas funcionar de un modo que resultara viable.

La tecla correcta parece estar en utilizar grafito —básicamente carbón, o el mismo material que hay dentro de un lapicero— para el cátodo de la batería, junto con un electrolito líquido dentro de un polímero flexible.

El voltaje logrado es de 2 voltios, superior a los 1,5 voltios habituales en la pilas de uso doméstico. Mejor aún, la batería se carga en un minuto y llega a soportar hasta 7.500 ciclos —cargas y descargas completas, lo habitual en las de litio son unos 1.000 ciclos.

También el riesgo de incendio es menor que en el caso de las baterías de litio, tiene mayor capacidad a igual volumen y es más abundante que el litio y más barato. Y además es una batería flexible, muy apropiada para wearables y dispositivos plegables. Todo ventajas, al menos en el modelo desarrollado en laboratio. Que luego el MundoReal™ es muy duro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear