Por Nacho Palou — 5 de Abril de 2013

El video muestra al Hennessey Venom GT alcanzando los 427 km/h. El Veno, GT es en esencia un nunca-suficientemente-apreciado Lotus Exige modificado y con un motor de 7 litros y 1244 CV de potencia.

Este coche recientemente se hizo con el título de aceleración más rápida, pasando de 0 a 300 km/h en 13,6 segundos —que es un tiempo parecido al que la mayoría de supercoches necesitan para alcanzar los 200 km/h desde parado.

Al alcanzar 427 km/h el Venom GT supera la velocidad punta del Bugatti Veyron, de momento y todavía considerado el vehículo de producción más rápido. Además, cinco unidades del modelo Veyron Super Sport World Record Edition —una serie de 30 coches, 25 de ellos limitados a 415 km/h— alcanzan una velocidad aún mayor, 431 km/h. Pero al ser una edición limitada a cinco unidades no se considera un coche de producción.

Sin quitar mérito al logro de Hennessey desde luego lo que sí que (parece por el vídeo que) no hace el Venom GT es moverse a esas velocidades con la finura y con el estilo del Veyron, esto es sin despeinarse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear