Por @Alvy — 29 de Junio de 2016

micro-cámara

Este invento de la universidad alemana de Stuttgart permite tomar fotografías de partes minúsculas del cuerpo desde su interior. La cámara es tan pequeña que se puede inyectar literalmente con una jeringuilla; su óptica está diseñada de modo que puede tomar imágenes a tan solo 3 mm de su sensor y las señales se envían al exterior a través de una delgadísima fibra óptica.

micro-cámara test

En la revista Nature explican todos los detalles de cómo se han probado diversos diseños y procesos de fabricación (mediante nano-impresión 3D). La cámara en sí es más pequeña que un grano de sal; el objetivo fotográfico tiene unas 100 micras; el sensor está compuesto por unos 1600 receptores de unas 4 micras cada uno.

Además de las aplicaciones médicas más obvias del invento sus creadores piensan que podría servir también como cámara para micro-robots y otros artilugios de pequeño tamaño.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear