Por @Wicho — 26 de Octubre de 2015

Emmanuel Goldberg en 1907Nacido en 1881 en Moscú, Emmanuel Goldberg se doctoró en química en la Universidad de Leipzig en 1906, ya que había fijado su residencia en Alemania para huir del antisemitismo rampante en Rusia.

El 1917 empezó a trabajar para Carl Zeiss, donde, entre otras coas, diseñó la Kinamo, una cámara de cine de 35 milímetros de un tamaño muy reducido, y la extremadamente popular Contax.

Y en 1931, en el Congreso Internacional de Fotografía celebrado en Dresde, presentó la que él había bautizado como Máquina Estadística, un mecanismo que permitía realizar búsquedas de forma automática en documentos microfilmados que se puede considerar el primer sistema de búsquedas electrónico de la historia.

El microfilm era un soporte enormemente popular en aquella época, y cada vez se microfilmaban más y más documentos, lo que llevaba asociado el problema de poder recuperarlos fácilmente.

A Goldberg se le ocurrió que la mejor idea para hacer esto era grabar los metadatos asociados a cada documento junto a este en el microfilm. A la hora de hacer las búsquedas bastaba con colocar una tarjeta en la Máquina Estadística que tuviera marcados los mismos metadatos mediante unas perforaciones, al estilo de las tarjetas perforadas.

Selector de la Máquina Estadística

Una fuente de luz en la máquina pasaba por estos agujeros, mientras que los distintos documentos presentes en el carrete en el que se estaba buscando pasaba por detrás. Cuando coincidían los agujeros de la tarjeta de búsqueda con los metadatos del documento la luz quedaba bloqueada, lo que captaba una célula fotoeléctrica, parando la búsqueda y lanzando, por ejemplo, la impresión de una copia del documento.

Goldberg patentó su sistema en los Estados Unidos con el número de patente US1838389 [PDF], patente que fue rápidamente adquirida por IBM, que estaba muy interesada en desarrollos que se pudieran aplicar al almacenamiento en microfilm.

Esta tecnología la usó Vannevar Bush como base de su selector rápido de microfilms de 1938 y su comparador para criptoanálisis; fue también la base tecnológica del Memex, esa estación de trabajo teórica que describió en As we may think, un artículo que publicó en 1945 que habla de máquinas interconectadas que permiten a su usuario navegar por todo tipo de información, algo que se parece mucho, salvando las diferencias tecnológicas, a nuestra web actual.

Por esto Bush es a menudo citado como uno de los precursores de la era de la información, aunque Goldberg, que tuvo que huir de Alemania en 1933 a causa de la ascensión del partido nazi, es casi un perfecto desconocido.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear