Por Nacho Palou — 10 de Abril de 2018

Splash

La idea de Anish Athalye es brillante por su sencillez y consiste en utilizar la cámara (webcam) que incorporan los ordenadores portátiles para convertir su pantalla en una pantalla táctil: colocando un espejo en la cámara (a modo de prisma) y un algoritmo de reconocimiento de imagen el ordenador puede usar su cámara para “ver” su propia pantalla y también el dedo del usuario. De ese modo el software puede reconocer en qué parte de la pantalla está colocado o tocando tocando el dedo del usuario.

Debug

El software (disponible en GitHub) puede distinguir si el dedo se desplaza sobre la pantalla (mueve el cursor) o si está tocando la pantalla (pulsación)

Explanation

De momento el Project Sistine busca únicamente poner a prueba la idea con un proyecto desarrollado en unas 16 horas, más allá de si resulta más o menos práctico, útil o funcional.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear