Por Nacho Palou — 15 de Julio de 2013

El premio AHS Sikorsky se estableció en 1980 para premiar el desarrollo de un artilugio volador propulsado por la fuerza humana. Los requisitos básicos eran que debía mantener el vuelo durante más de un minuto y alcanzar los tres metros de altura sin desplazarse lateralmente más de 10 metros --al fin y al cabo Igor Sikorsky fue pionero en la construcción de aeronaves y helicópteros especialmente; el Sikorsky S-64 Skycrane es probablemente su creación más característica.

33 años y numerosos intentos después después el AeroVelo Atlas se ha hecho con el premio. Propulsado por el pedaleo de un hombre mantuvo el vuelo durante 64 segundos alcanzando una altura de 3,3 metros. Se desplazó lateralmente 9,8 metros desde el punto de elevación. Todo por los pelos, pero objetivo conseguido.

Vía Mental Floss.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear