Por @Wicho — 27 de Junio de 2013

Los puentes empujados son aquellos en los que en lugar de ir colocando los segmentos del tablero, ya sean prefabricados o fabricados in situ, uno detrás de otro se añaden por detrás a la vez que se empuja todo el conjunto sobre los soportes, tal y como se puede ver en este vídeo.

Este puente sobre el canal Beauharnois en Canadá es el segundo puente empujado más grande del mundo, con una longitud de 2.550 metros.

Por lo visto este tipo de método de construcción es recomendable para puentes de más de 600 metros de longitud –con los más cortos no es económicamente viable– y con una separación entre soportes de entre 30 y 60 metros, aunque se pueden usar también en puentes con intervalos de entre 20 y 90 metros.

En Construcción de puentes empujados hay más detalles sobre este curioso método de construcción que necesita de unas poderosas máquinas para poder colocar todo en su sitio.

(Vía @juaniquito y @sabemoscons).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear