Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2011


(Menos mal que existe Google Maps para hacer demos de superficies táctiles)

Aunque esta pantalla táctil es al menos tan rígida como lo son este tipo de pantallas, la interfaz es la que manipula el contenido visualizado y hace que se vuelva "elástico" distorsionándolo al desplazarlo. De ese modo se puede "deshacer" el movimiento de desplazamiento y volver a la posición inicial.

Fuente: New Flex Touchscreen Interface Demonstrated Using Google Map.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear