Por Nacho Palou — 19 de Septiembre de 2014

Hace un par de años Ishac Bertran dio a conocer su propuesta para hacer más natural el intercambio de contenidos y entre dispositivos, simplemente aproximando el móvil al ordenador arrastrando elementos entre ellos.

Es lo que hace precisamente el proyecto THAW del MIT Media Lab en el que el móvil se convierte en un accesorio del ordenador para que ambos dispositivos funcionen como si fuera uno solo.

Esto es posible sin necesidad de que ni ordenadores ni móviles incorporen hadrware adicional, ya que utiliza las conexiones inalámbricas como el wifi y el Bluetooth junto la cámara del móvil y sensores de movimiento para las interacción entre ambos, posibilitando —Por ejemplo— trasladar archivos de uno y otro simplemente arrastrándolos la pantalla de uno a la pantalla del otro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear