Por @Wicho — 5 de Noviembre de 2013

Leon McCarthy nació sin mano izquierda, pero desde hace algún tiempo puede usar una mano artificial compuesta por 16 piezas que se imprimen en 3D y otras 30 que se compran en cualquier ferretería.

La mano en cuestión es un diseño open source de Ivan Owen y Richard Van As conocida como Robohand.

Robohand

El coste estimado es de unos 150 dólares comparados con los miles de dólares que cuesta una mano artificial tradicional.

Es cierto que las funciones son bastante limitadas y sólo abre y cierra los dedos aprovechando los movimientos de la muñeca, pero aún si tienes que comprarte la impresora 3D para crearla es una oportunidad de poder ir imprimiendo las manos según creces hasta que al final puedas hacerte con una mano artificial «de las caras», algo especialmente importante en países en los que no existe una seguridad social.

Otro paso en el plan de dominación mundial de la impresión 3D que cambiará el mundo.

(Vía @XoseCastro).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear