Por @Alvy — 5 de Julio de 2013

El T8, un robot octópodo de esos que dan cosilla, con 26 motores para producir un movimiento más fluido y realista. Se controla de forma inalámbrica –es decir, que no es autónomo de momento– y está construido con piezas salidas de una impresora 3-D. Utiliza una tecnología llamada cinemática inversa, de la empresa BigFoot.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear