Por @Alvy — 20 de Marzo de 2009

Esta especie de músculos artificiales de carbono construidos con nanotubos de carbono son casi irrompibles a la par que flexibles en toda su longitud. Cuando se les aplica un voltaje se contraen con treinta veces más fuerza que los músculos humanos. Además de eso, mientras que las personas podemos contraerlos un 10% por segundo, estos pueden contraerse un 40.000 por ciento. Además del artículo de Gizmodo hay algo más en Wired: The Humanoid Race y Carbon Nanotube Muscles Strong as Diamond, Flexible as Rubber.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear