Por Nacho Palou — 25 de Febrero de 2015

Un voluntario amputado del ejército prueba la prótesis Deka escalando una pared de roca artificial. La prótesis está desarrollada en el programa Revolución Protésica de Darpa, en colaboración con el Departamento de Veteranos de guerra.

La prótesis Deka de antebrazo, brazo y mano, apodada ‘Luke’ (si, por Luke Skywalker), es un proyecto que desarrolla Darpa con la finalidad de recuperar en la medida posible y con el mayor grado la función de las extremidades superiores para aquellas personas que han sufrido amputaciones.

Según IEEE Spectrum se trata de una de las prótesis más avanzadas que se han desarrollado: puede realizar simultáneamente varios movimientos para llevar a cabo tareas relativamente complejas a nivel motor.

Dispone de sensores para ajustar la fuerza precisa según el caso, de modo que la misma mano permite escalar una pared o coger un huevo.

En este sentido incluso beber agua de una botella de plástico se considera una tarea especialmente compleja, en tanto «las botellas de plástico a menudo escurren, se deforman fácilmente y su contenido se desplaza».

El control de la prótesis se realiza directamente a través de los músculos de la extremidad que no se han perdido y que no han resultado dañados. A través de los nervios de estos músculos, reimplantados en los músculos del pecho (u otros músculos próximos a la prótesis), los movimientos de la prótesis se controlan con la mente.

Recientemente la FDA (que a estos efectos equivale en España a la Agencia del Medicamento) aprobó el año pasado la comercialización de la prótesis Deka, lo que la acerca un poco más al MundoReal™.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear