Por @Alvy — 15 de Abril de 2018

Este viejo documental-promocional titulado Now You can Dial («Ya puede llamar usted mismo») de la Western Electric Telephone y la Bell System explica cómo utilizar el disco de marcar de los teléfonos. Esto tiene que ver con el cambio de las centralitas operadas por telefonistas a los teléfonos automáticos, con su «tono de marcar», el disco de marcar y todo lo demás.

Aunque muchos se preguntan si es que la gente era «totalmente incompetente» o «prácticamente imbécil» por tener que recibir tantas instrucciones para algo tan obvio lo cierto es que esto era nueva tecnología en aquella época. Aunque ahora los teléfonos son infinitamente más complejos y vienen sin manual, en aquel momento pasar del «¿Operadora? Póngame con…» al terminal automático era todo un cambio. Quizá ayude a entenderlo un vídeo más actual donde se ve a niños de hoy en día enfrentándose a un teléfono con disco de marcar.

Una de las curiosidades es que los números tenían sólo 7 cifras, pues los prefijos llegaron más adelante. Para hacerlos más fáciles de recordar los dos primeros números –que correspondían a la central telefónica de la zona– se reemplazaban por las letras que había junto a cada número. En ese alfabeto no existían las letras Q/Z (y la O no solía usarse) y el número 0 estaba reservado para llamar a la operadora. Casi todos los teléfonos conservan hoy en día esas letras: se usaban también como mnemónicos y para teclear los primeros mensajes letra a letra en los viejos terminales móviles.

También tiene su gracia ver la descripción de los diferentes tonos: el zumbido de línea, el del ring o el de ocupado. Pero lo mejor de todo, sin duda, es el teléfono gigante de demostración. ¿Nos reiremos igual cuando veamos los anuncios de los móviles de hoy en día dentro de 50 años?

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear