Por @Alvy — 28 de Junio de 2016

Driverless cars: Who gets protected? / MIT News
(A) Víctimas: Peatón, mujer, 8 años + Peatón, varón, 41 años + Perro
(B) Víctimas: Pasajera, mujer, 30 años, embarazada + Pasajero, varón, 6 años

Esta imagen proviene del MIT News y resume perfectamente y de un vistazo cuál es el dilema social de los coches autónomos. También es interesante el artículo completo: Driverless cars: Who gets protected? El tema empieza a ser recurrente ahora que estos sistemas se están instalando en coches de todos los fabricantes y ya lo hemos tratado por aquí varias veces:

¿Lo más interesante? La opinión pública está dividida. Casi todo el mundo quiere vivir en un mundo donde los coches minimicen los accidentes pero al mismo tiempo quieren que su propio coche les proteja a toda costa. (El altruísmo y solidaridad habituales de los humanos, vamos.)

Por poner algunas cifras, 3 de cada 4 personas creen que es moralmente aceptable que el coche autónomo «sacrifique» a un pasajero frente a verse obligado a matar a diez peatones. Pero cuando se les pregunta qué preferirían si ellos fueran el «pasajero sacrificado» la gente se lo piensa y el dato baja a 1 de cada 3 (!)

Puestos a elegir, tan solo un tercio de la gente compraría un vehículo programado para actuar ante estos dilemas sociales; dos de cada tres preferirían un coche «sin regular» que probablemente no tendría que tomar este tipo de decisiones.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear