Por Nacho Palou — 16 de Junio de 2017

Jane Loc 10122015 accessories people SO jw v1 V298374815

Sistemas y métodos para controlar las compras por internet dentro de una tienda física o en un comercio minorista. Se puede proporciona una conexión wifi a los consumidores en un comercio e identificar los sitios de internet a los que tratan de acceder. Según sea el contenido solicitado puede determinarse que el consumidor intenta acceder a información disponible en tiendas de la competencia y ejecutar una acción de respuesta.

Aunque no en España, en EE UU sí que Amazon tiene algunas tiendas físicas, principalmente librerías. La gran ironía es que la descripción de una patente llamada Physical store online shopping control (control de compras online en tienda física) está asignada a Amazon.

Amazon es de largo la mayor tienda online (el año pasado facturó casi 100.000 millones de dólares) y también el destino habitual para comparar los precios de las tiendas físicas. De hecho, con la app de Amazon no hay más que dirigir la cámara del móvil a un producto (la portada de un libro, por ejemplo) o a su código de barras para que te devuelva cuál es el precio y disponibilidad de ese producto en Amazon.

La “acción de respuesta” más evidente, mencionada en la patente, consistiría en enviar al móvil de consumidor un cupón de descuento que fuera equivalente a la diferencia de precio que pudiera encontrar en otras tiendas, físicas o de internet. Pero también se mencionan redirecciones de URL y presentar información en contra de la competencia. El problema, dicen en Mashable, es que “aunque los descuentos están muy bien eso de tener a Amazon mirando por encima del hombro para evitar que consultes ciertas páginas es un poco desconcertante.”

Por supuesto, el sistema se puede evitar no usando la red wifi ofrecida por la tienda sino la conexión de datos del móvil y listos. Por otro lado, como ya sabemos, una cosa son las patentes y otra cosa es el MundoReal™; de hecho con una patente de este palo Amazon podría pretender más bien que los comercios físicos no apliquen este método u otro parecido precisamente para terminar con lo que sucede en realidad, que los consumidores consultan los precios en Amazon.

La patente no es nueva, sino que tiene su origen en una versión previa de esta patente solicitada por Jeff Bezos en 2012.

Fotografía: Tienda de Amazon / Amazon.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear