Por Nacho Palou — 26 de Julio de 2017

Este vídeo de la ONR (Office of Naval Research), de la armada de EE UU, recoge una demostración de disparos repetidos realizado con el cañón electromagnético o de riel, que para finales de este año espera alcanzar una velocidad de disparo de 10 proyectiles por minuto. La carga del sistema recuerda un poco a la de la Estrella de la muerte, sí. El nuevo juguete de la armada podría recibir su bautismo de fuego el año que viene.

La principal diferencia entre un cañón convencional y un cañón de riel es que el primero recurre al uso de explosivos para lanzar el proyectil. El cañón de riel en cambio utiliza una corriente eléctrica de varios miles de amperios para acelerar horizontalmente el proyectil a gran velocidad. Gran velocidad puede ser tanto como lanzar proyectiles a 8.000 km/h (siete veces la velocidad del sonido) a una distancia de 160 km con una energía de 32 megajulios, equivalente al impacto de 32 coches de una tonelada lanzados a 260 km/h, según Engadget.

Con esa energía cinética un proyectil disparado con un cañón de riel no necesita carga explosiva para causar estragos, lo cual permite utilizar proyectiles más pequeños y simples, y también más baratos: 25.000 dólares la unidad en lugar de los entre 500.000 y 1,5 millones de dólares que cuesta un misil convencional. Y si además le ponen unos paneles solares al cañón igual hasta se ahorran algo en la factura de la luz.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear