Por @Wicho — 24 de Noviembre de 2015

Pues a la chita callando Jeff Bezos le ha ganado la carrera a Elon Musk para recuperar un cohete tras su lanzamiento.

Como se puede ver en este vídeo el 23 de noviembre de 2015 cohete New Shepard de la empresa Blue Origin despegaba desde su base en Texas para lanzar su cápsula con capacidad para cuatro pasajeros hasta los 100,5 kilómetros de altitud y volver a aterrizar después intacto, tal y como se puede leer en Historic rocket landing.

Con esto han superado la línea de Kármán, que tradicionalmente se considera el límite del espacio, que está en los 100 kilómetros de altitud, así que están un paso más cerca de enviar personas al espacio, aunque es bien cierto que es muy diferente enviar una cápsula justo más allá de la línea de Kármán de colocarla en órbita.

Pero el poder recuperar el cohete después del lanzamiento es todo un logro desde el punto de vista tecnológico, no sólo por las dificultades que entraña, sino porque es una de las mejores estrategias que hay para poder reducir el coste de los lanzamientos, ya que en lugar de un cohete nuevo para cada uno bastará con revisar y volver a preparar el cohete recuperado.

SpaceX, la empresa de Elon Musk, lleva algún tiempo intentando hacer lo mismo con sus Falcon 9, pero hasta ahora todos sus intentos han fallado, aunque no diría que fracasado, ya que de cada uno de ellos se han sacado lecciones para poder intentarlo con más probabilidades de éxito la siguiente vez.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear