Por Nacho Palou — 5 de Abril de 2016

Esto es un poco raro, las cosas como son. El hongkonés Ricky Ma se ha dejado unos 50 000 dólares en construir un robot humanoide a escala real. Probablemente llamar robot al Mark 1 resulta exagerado. Aunque el humanoide responde a comandos de voz básicos, lo cierto es que el artilugio tiene más de animatronic que de robot.

La ironía es que si en la película Her (2013) era Scarlett Johansson la que ponía voz a una inteligencia artificial sin entidad física en este caso pone el parecido físico a este animatronic cabezahueca.

Como sea, el caso es que el Mark 1 está construido desde cero y eso tiene su mérito. Posee una estructura ósea similar a la de los humanos, impresa en 3D. Según Ma, el 70 por ciento de Scarlett Johansson su humanoide a escala real está impreso en 3D. Y hasta que consiguió que el resto de sistemas y articulaciones funcionen tuvo que quemar unos cuantos motores y actuadores por el camino debido a su falta de formación en esos aspectos que, sin embargo, finalmente consiguió resolver — más o menos.

Al menos, en su simpleza, Mark 1 no expresa deseos de matar a todos los humanos

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear