Por Nacho Palou — 4 de Junio de 2014

De forma parecida a la impresión en 4D —objetos impresos en 3D que cambian de forma por sí mismos— estos componentes electrónicos y partes de robot en desarrollo por el MIT, y aún en un estado bastante básico, primigenio, se producen con impresoras 3D y al calentarse —al meterlo en un horno— adoptan una configuración tridimensionales. En el caso de componentes los objetos resultantes son funcionales, aunque por ahora se limita a los elementos más simples, como actuadores electromecánicos y formas más o menos simples.

En MIT News, Bake your own robot.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear