Por Nacho Palou — 29 de Septiembre de 2016

Foto (c) Nacho Palou

Según explican en Popular Mechanics, en Pilots and Air Traffic Controllers Are Starting to Text Each Other, pilotos y controladores aéreos pasarán a comunicarse principalmente mediante mensajes de texto, especialmente en los aeropuertos con más tráfico y para la mayoría de las instrucciones de vuelo. No obstante mantendrán el uso de la radio para comunicaciones rápidas y situaciones de emergencia.

Esto ahorrará tiempo en las comunicaciones ya que evitará la transcripción y comprobación que los pilotos hacen de algunos de los mensajes que les llegan por radio desde la torre de control. En la comunicación por radio el piloto recibe las instrucciones de ruta usando el alfabeto fonético (Bravo, Charlie, Echo, Fox,...), las escribe, luego las lee y las repite de vuelta y finalmente la torre confirma si son correctas. Si no lo son el controlador vuelve a dictarlas, y se repite el proceso anterior. También si el piloto necesita cambiar de ruta hay que volver a repetir todo el proceso desde el principio.

Con el sistema nuevo, llamado Data Comm, el controlador puede teclear las instrucciones en el ordenador y enviárselas directamente al ordenador de cada avión. Los pilotos leen el mensaje y aceptan la recepción. El mismo mensaje llega también a los ordenadores de las compañías aéreas, ahorrando tiempo en el proceso. Para reducir el riesgo de errores al teclear los mensajes el sistema tiene un mecanismo que rechaza los mensajes erróneos.

El WhatsApp de los aeropuertos comenzó a probarse en 2013 en cuatro aeropuertos de los EE UU y la FAA espera que para finales de año esté implementado medio centenar. Se calcula que el Data Comm ahorrará a las compañías aéreas unos 10.000 millones de dólares en los próximos 30 años, y mil millones más al gobierno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear