Por @Alvy — 24 de Junio de 2008

Ventaja de mantenerse «analógico», como cuenta Luis Pabón:

Penaltis analógicos y digitales – Muchos de los que vieron los últimos instantes del España - Italia de la Eurocopa 2008 (ya fuere por interés forofístico o meramente sociológico) y lo hicieron a través de una emisión de televisión digital terrestre (TDT), pudieron comprobar como el efecto de retardo o latencia restaba emoción a los lanzamientos de los penaltis.

Los gritos de alborozo o los silencios en un vecindario aún no homogeneizado por el apagón analógico, se anticipaban como por arte de magia a las imágenes de la pantalla, y podían escucharse jubilosos gritos celebrando cada gol (o cada fallo del contrario) aún cuando en el televisor el balón ni siquiera había sido chutado aún por el futbolista.

¡Qué ironía! Gente rodeada de televisores de alta definición de tropecientas pulgadas y decodificadores digitales y equipos de audio de ultima generación, teniendo que escuchar cómo el vecino del patio de enfrente se entera antes de las buenas noticias.

En cierto modo, un spoiler tecnológico realmente cruel.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear