Por Nacho Palou — 4 de Julio de 2011

Un par de meses después de poner en la calle el LG Optimus 2X, el primer teléfono móvil con procesador de doble núcleo, la marca coreana ha presentado el LG Optimus 3D primer móvil con pantalla 3D que no necesita gafas.

Aunque la experiencia 3D es el rasgo más característico del LG Optimus 3D (LG-P920) no es su única virtud. El nuevo modelo cuenta con procesador de doble núcleo con una arquitectura exclusiva que incluye además doble bancada de memoria y doble canal para intercomunicar procesadores y memoria RAM, además de una excelente pantalla de 4,3 pulgadas.

DSCF2354.jpg

Y por supuesto, doble cámara de fotos y vídeo de 5 megapíxeles para capturar imágenes y vídeo en 3D.

El teléfono es grande y no especialmente estilizado, pero tampoco resulta aparatoso ni incómodo en el bolsillo. La pantalla tiene 480 x 800 píxeles de resolución. Es nítida, brillante y con un buen contraste. El sistema operativo es Android 2.2, aunque se podrá actualizar a Android 2.3.

Por hardware el LG Optimus 3D es uno de los smartphones más potentes. En el SunSpider JavaScript Benchmark -que mide el rendimiento de JavaScript en el navegador web- prácticamente calca las cifras de un iPhone 4 (con procesador simple) que a su vez son muy similares, aunque algo inferiores, a las que que dio en su dia el Optimus 2X. Y es que existe cierto desfase entre la potencia que ofrecen estos teléfonos y la capacidad del sistema operativo Android para aprovecharla.

La experiencia 3D

DSCF2356.jpg

En la pantalla se ejecuta la magia del 3D sin gafas que permite experimentar tal efecto a simple vista en contenidos tales como fotografías, juegos, vídeos e incluso algunos menús del sistema operativo.

Un botón rotulado con un "3D" en la parte superior permite activar y desactivar el efecto en cualquier momento en el que se esté ejecutando contenido en 3D, que pasa a verse en 2D. Y en algunos casos, como en fotografías 2D convencionales, ese botón sirve para hacer una conversión simulada a 3D.

La grabación de vídeo, tanto en 2D como en 3D, es en alta definición, HD a 1080p. Pero eso sí: la calidad de imagen es de cámara de móvil.

DSCF2357.jpg

El teléfono dispone de salida HDMI con la que se puede conectar a cualquier pantalla, televisor o proyector 3D y visualizar los contenidos o disfrutar los juegos a gran tamaño.

El LG Optimus 3D viene de hecho con varios juegos preinstalados y acceso al canal 3D de YouTube. De este modo, además de los contenidos 3D producidos desde el teléfono se puede disfrutar de la experiencia 3D desde el momento en que se saca de la caja.

El uso del 3D sin gafas requiere un pequeño periodo de acomodo, aunque todo lo que se puede opinar y experimentar al respecto pude variar mucho entre personas. Para disfrutarlo de forma óptima el teléfono debe situarse a una distancia e inclinación adecuadas, que varían para cada persona. Además cuenta con un regulador del efecto y puede desactivarse.

En vídeos y juegos como Asphalt 6 (uno de los incluidos) es fácil verse rápidamente inmerso en el escenario en 3D. En otros que pueden requerir fijar más la vista -como en el juego Nova (también incluido) cuando se quiere efectuar un disparo de precisión- el efecto a veces puede interferir, aunque basta con desactivarlo pulsando el botón 3D en la parte derecha del teléfono.

Ignorando todo lo referente al 3D, el LG Optimus 3D es un potente teléfono Android adecuado para ejecutar todos tipo de aplicaciones -incluyendo pesos pesados como Google Earth o los juegos más recientes- y disfrutarlas en una fantástica pantalla de gran tamaño. La navegación web es muy rápida y fluida, como lo es el funcionamiento general del teléfono. Y cuenta con el extra que ocasionalmente puede suponer, especialmente en lo que a entretenimiento se refiere, la capacidad para crear y reproducir contenidos en 3D.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear