Por @Wicho — 24 de Febrero de 2011

Esta tarde a las 16:45 está prevista la llegada del Vehículo Automatizado de Transferencia Johannes Kepler de la Agencia Espacial Europea a la Estación Espacial Internacional, lo que se podrá seguir en directo a través de la web de la ESA a partir de las 16:15, en el blog del Johannes Kepler, o a través de @ESA en Twitter.

El ATV vuela de forma autónoma desde que es puesto en órbita, aunque desde el control de la misión en tierra y desde a bordo de la Estación Espacial Internacional se puede tomar el mando si es necesario.

Impresión artística de la aproximación del Johannes Kepler a la ISS - ESA/D. Ducros
Impresión artística de la aproximación del Johannes Kepler a la ISS - ESA/D. Ducros. Original y más imágenes en Europe’s ATV space ferry ready for launch

Al principio de la misión utiliza su posición respecto a las estrellas para ir controlando su posición, luego pasa a usar el sistema GPS, y cuando está a unos 30 kilómetros de su destino pasa a utilizar el GPS en modo relativo, en el que va comparando su posición con la de la Estación Espacial Internacional, que recibe de los equipos GPS a bordo de esta, para irse aproximando poco a poco.

Cuando está a unos 250 metros de la ISS activa un par de guías láser y otros equipos para ir controlando distancias, ángulos, rotaciones y movimientos relativos para asegurarse de que está en la ruta de aproximación correcta, que lo dejan a 11 metros de la ISS.

Impresión artística del Johannes Kepler usando sus láseres - ESA
Impresión artística del Johannes Kepler usando sus láseres - ESA

A partir de ese último punto de control, y a diferencia de todas las demás naves que visitan la Estación, el ATV es capaz de atracar de forma autónoma una vez que se comprueba que todo funciona correctamente.

Una vez atracado, las conexiones de datos, electricidad y combustible entre el ATV y la Estación Espacial Internacional se acoplan automáticamente; además, los astronautas pueden acceder a su interior sin necesidad de usar trajes espaciales ya es este está presurizado.

Con 10 metros de largo y 4,5 de ancho (22 metros con los paneles solares desplegados), y un peso de algo más de 20 toneladas, el Johannes Kepler lleva a bordo 4.000 kilogramos de propelente para la ISS, 860 kilos de propelente para el módulo Zvezda, 102 kilos de gas, y 1.638 kilos de otros suministros secos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear