Por @Wicho — 12 de Junio de 2008

Cuando un avión resulta dañado en vuelo por acción de un enemigo, por una colisión, o por algún fallo estructural, en ocasiones sería posible que siguiera volando, aunque lo que suele suceder es que el piloto sobrerreacciona, lo que es bastante normal en las circunstancias, y pierde el control de aparato.

Teniendo esto en cuenta la DARPA está ensayando un sistema conocido como Athena destinado a proporcionar a los aviones una tolerancia a los daños que les permita seguir volando y aterrizar en estos casos.

Para ello Athena monitoriza en todo momento los parámetros de vuelo del avión y en cuanto detecta una modificación importante adapta y modifica el sistema de control de vuelo sobre la marcha para mantener el control más allá de lo que un piloto sería capaz de hacer.

Athena en acción - Rockwell Collins
Athena en acción - Rockwell Collins

En Damage tolerance se puede ver un vídeo en el que a un modelo de un F-18 se le desprende más de un 60% de su ala derecha, momento en el que el Athena toma el control del aparato estabilizándolo y llevándolo de nuevo hasta la pista utilizando el GPS y el sistema de navegación inercial de este.

En principio Athena estçá pensado para los aviones de combate, también podría ser adaptado para los aviones comerciales, y aunque obviamente no puede asegurar la supervivencia del avión ante cualquier circunstancia desde luego parece que podría ser una contribución importante a la seguridad de los aviones.

De todos modos, a Zivi Nedivi, un piloto de F-15 de las fuerzas aéreas de Israel parece que no le haría falta un sistema de estos, ya que cuando su avión chocó con un A-4 durante un ejercicio y perdió prácticamente toda el ala derecha salvo aproximadamente los 60 centímetros más próximos al fuselaje a causa de la colisión fue capaz de retomar el control y de llevarlo de vuelta a tierra como se puede ver en F-15 minus a wing [YouTube 6:06, en inglés]

Ver vídeo: F-15 minus a wing

Aún así, el propio Nedivi dice que si lo hizo fue porque con todo el combustible que se estaba escapando por los conductos abiertos no vio que le faltaba un ala y no era consciente de cómo estaba volando y que de haberlo sabido probablemente habría saltado.

Los propios ingenieros de la McDonnell-Douglas que vinieron a echarle un vistazo al avión días después no se creían lo que había pasado, aunque al final llegaron a la conclusión de que el F-15 tiene un fuselaje tan ancho que si vuelas muy rápido es como si fuera un cohete y en realidad no necesitas alas.

(Vía Engadget.)

Actualización con algunos datos aportados por nuestros lectores.

Chairman dice: «Impresionante la demostración del F-18. Sin embargo, me gustaría que se recuerden un par de cosillas: Estos aviones estan diseñados para ser inestables, por lo que no me extraña que sean capaces de seguir bajo control en las condiciones dadas, como se demuestra. Además, como se comenta para el F-15, son prácticamente cohetes más que aviones cuando se les aplica toda la potencia disponible, sin olvidar que sus fuselajes suelen estar diseñados como cuerpos autosustentadores. Finalmente, destacar que el ala no es la parte más crítica para el control del avión si no que es el estabilizador horizontal, que en el caso de aviones de combate tiene casi tanta superficie como el ala.

Un triste ejemplo de esto último es el accidente del B-737 que chocó en vuelo con un pequeño avión ejecutivo sobre Brasil el año pasado. Mientras que el jet privado colisionó con la punta del ala y pudo aterrizar perfectamente, el 737 sufrió daños en el estabilizador horizontal, lo cual lo llevó a estrellarse sin control.

Para finalizar les dejo un link sobre otro sistema de autorreparación en vuelo, este aplicado a la aviación comercial: Self-repairing Aircraft Could Revolutionize Aviation Safety

Por su parte José Manuel recuerda que «el concepto de tolerancia al daño está presente en todos los aviones actuales por normativa, otra cosa es que ahí sea extremadamente tolerante al daño, ese es otro tema.

Pero ya que habéis puesto esas imágenes, os paso otras, un poco más clásicas, antes de que se desarrollase lo que se conoce como 'tolerancia al daño' (no se conocía ni eso ni la fatiga), Battle-damaged B-17s. Echad un ojo a esos B17 y mirad cómo volvían a base.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear