Por @Alvy — 29 de Noviembre de 2015

Re/max : Así es la vivienda más deseada

Estaba echando un vistazo a Así es la vivienda más deseada (El Mundo) donde se cuentan los resultados de una encuesta de Re/max acerca del tipo de casas en el que le gustaría vivir a la gente: campo o ciudad, alquiler o compra, superficie, habitaciones y precio... Sin embargo me pareció que pese a haber entrevistado a más de 500 personas tal vez no tuvieron en cuenta todas las prioridades de la gente, algo importante para responder a la pregunta que titula el artículo.

Porque a la cuestión podría dársele la vuelta: ¿elegirías vivir en una casa sin conexión de fibra óptica o alta velocidad? ¿en una calle en la que no hubiera cobertura de telefonía móvil? ¿En la que no llegara el transporte público? Personalmente -me ha pasado- solo elegiría una vivienda si tuviera unas mínimas «garantías tecnológicas»; no podría vivir ni trabajar en un sitio aislado - eso lo dejo para las vacaciones si acaso.

Para mucha gente puede que el tamaño, ubicación exacta o incluso el precio puedan ser más o menos flexibles, pero si no pueden conectarse están muertos: adiós al trabajo de muchos autónomos, a la opción del teletrabajo y a la diversión que llega por la red (películas, series, juegos). ¿Has experimentado la desagradable «semiconexión» de un sitio en la playa donde no llega bien ni siquiera el 3G y donde conectarse es imposible, incluso en los cibercafés? Pues imagina esa situación convertida en el infierno cotidiano. En muchas viviendas es así.

Sabemos por otros estudios similares que hay mucha gente que empieza a valorar las viviendas por su cercanía a los lugares de ocio, por contar con los últimos adelantos (fibra, telefonía y comunicaciones de última generación) por su integración con el transporte público o por sus posibilidades de futuro: instalación de energías renovables, posibilidades para los coches eléctricos, medios de transporte alternativo... En definitiva: creo que hoy en día no todo es el clásico sota-caballo-rey de precio-compra-superficie sino que hay decenas de otras factores que pueden acabar pronto siendo tanto o más importantes que esos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear