Por Nacho Palou — 21 de Diciembre de 2010

Si de un teléfono móvil valoras ante todo que sea fácil de usar y que la batería dure algo más que un suspiro tal vez quieras echarle un ojo al "nuevo" Nokia 3210.

Este fue uno uno de los teléfonos más modernos y de los más vendidos... en 1999. Destaca por la ausencia de antena externa y por el innovador diccionario predictivo T9.

Más de un decenio después la empresa francesa Lekki los recupera y reconstruye, les coloca una batería nueva y les da una mano de pintura algo chillona.

Cuesta 75 euros y ofrece todo lo que uno espera poder hacer con un móvil: hablar, enviar y recibir mensajes SMS y jugar a la serpiente.

(Vía IntoMobile.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear