Por Nacho Palou — 1 de Marzo de 2012

El servicio de Telefónica "Dual Persona" consiste básicamente en un teléfono (de momento un Samsung Galaxy SII, aunque en el futuro habrá más modelos) que utiliza tecnología VMware para ejecutar simultáneamente dos sistemas operativos Android, uno virtualizado, en un mismo terminal.

De este modo uno de ellos está destinado al uso personal del usuario y el otro al uso profesional.

El primero de ellos, el personal, queda a libre disposición del usuario del móvil que puede hacer con él lo que quiera, lo mismo que haría con su teléfono personal: instalar aplicaciones, juegos, copiar documentos y archivos, acceder a sus redes sociales y cuentas de correo electrónico, etc.

El segundo, el profesional, se adapta a los requerimientos de la empresa, incluyendo si es necesario acceso remoto y control o gestión de permisos por parte del administrador de los sistemas informáticos de la empresa.

El entorno profesional funciona de forma cifrada e independiente, de modo que lo que sucede en uno de los perfiles no tiene repercusión en el otro. Por ejemplo, en caso de infección por malware en el perfil personal el perfil profesional ni se entera; además, uno u otro pueden correr versiones distintas del sistema operativo. O el administrador puede bloquear o modificar el acceso al perfil profesional sin alterar el personal.

El cambio entre uno y otro es instantáneo, basta una simple pulsación en el icono correspondiente. Lo que de momento sí es común para ambos es la línea -al tratarse de la misma tarjeta SIM- de modo que tanto las tarifas de voz como las de datos de ambos perfiles van en la misma factura.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear