Por @Alvy — 26 de Noviembre de 2015

Esta idea de Chaotic Moon Studios no es exactamente nueva pero parece bien implementada y sobre todo «contada»: circuitos que pueden pegarse a la piel como si fueran tatuajes y que incluyen todo lo necesario para tomar algunas de las constantes vitales, tales como temperatura, frecuencia cardíaca, nivel de azúcar, etc. de forma nada invasiva – e incluso simpática.

La información de estos Tech Tats –que de momento están en fase conceptual o de prototipo– se transmite entonces vía Bluetooth o wifi a cualquier smartphone y… ¡listo! Ya tienes un sistema de control y mínimo autodiagnóstico para tomarle la temperatura a un niño o ver si a alguien se le ha «disparado el azucar» o la frecuencia cardíaca.

Eso sí, llamarlos «tatuajes tecnológicos» me parece un poco exagaradillo y marketroide, la verdad: tal y como puede verse son de quita y pon y funcionan exactamente igual que las calcomanías de toda la vida: colocar, mojar con agua y una servilleta y esperar. Aunque claro, llamarlas «calcomanías biototecnológicas» o «TechCalcos» no sería lo mismo y Tech Tats queda mejor.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear