Por Nacho Palou — 24 de Julio de 2007

Motorola H9 MiniblueHemos tenido ocasión de probar durante unos días el kit de manos libres Bluetooth H9 Miniblue de Motorola. La principal característica del H9 es su tamaño y su poco peso: no es mucho más grande que la segunda falange de un pulgar y pesa 7,5 gramos; sin embargo no decepciona por prestaciones ni por funcionalidades.

La caja, que es unas cuantas decenas de veces más grande que el aparato, contiene:

  • Auricular con micrófono integrado (7,5 gramos, 33x23 mm).
  • Cargador de red con conexión USB (aunque no se recomienda el uso del puerto USB para cargar el auricular).
  • Cuatro almohadillas de goma de distintos tamaños.
  • Manual en disintos idiomas.

El H9 es compatible con casi cualquier teléfono Bluetooth moderno. Dependiendo del modelo de teléfono al que se vincule se podrán disfrutar de más o menos opciones.

Antes de empezar a usarlo hay que colocar la almohadilla de goma que mejor se adapte al tamaño del oído de cada uno. Todo el auricular se sujeta al usuario en ese punto, de modo que tiene que quedar firme y cómodo a la vez. Para encenderlo se mantiene pulsado el botón principal, que es el que ocupa toda la superficie frontal (la zona con el logotipo de Motorola); a continuación se puede vincular con el teléfono Bluetooth. El H9 mantiene hasta ocho dispositivos vinculados, aunque solo puede utilizarse con un teléfono cada vez.

Ahora ya está listo: puede utilizarse como auricular o como kit de manos libres. Esto depende de las funciones del teléfono; es decir, si el teléfono admite comandos de voz pueden ordenarse directamente desde el H9: se pulsa una vez el botón de llamada y se pronuncia el comando o el nombre después del pitido. De otro modo hay que marcar el número destino desde el teléfono y hablar por el auricular. En todo momento la comunicación puede conmutarse entre el auricular y el teléfono según se desee.

El volumen del audio se ajusta con dos pequeños botones situados a los lados del auricular; la función de incrementar o reducir el volumen puede asignarse a cada botón según el lado de la cabeza en el que se coloque el auricular. Hay que hablar alto y claro para que el receptor escuche correctamente.

El rango de alcance es de unos diez metros, aunque la señal se degrada muy rápidamente si hay obstáculos por medio. Aún así la calidad del audio se mantiene más que aceptable incluso desde otra habitación mientras que la distancia lineal no sea mayor de dos o tres metros. Esto, como siempre sucede con estas cosas, varía mucho dependiendo del entorno y de las interferencias o dispositivos que haya cerca: en una oficina con varios ordenadores y conexiones Wi-Fi y Bluetooth activadas simulatáneamente, la calidad del audio se degradaba más rápidamente que en la calle o en casa.

La duración de la batería varía entre 1,5 y 7,5 horas de conversación según datos de la propia Motorola; en mi caso fue suficiente con la carga inicial para probarlo ocasionalmente durante un par de días y seguía sin pedir carga. Aunque al principio resulta un poco extraño al oido, si eres usuario habitual de este tipo de accesorios seguramente te encantará el H9 su calidad, escaso peso y reducido tamaño: es el artilugio definitivo para que los demás se crucen de acera al verte venir hablando solo.

El H9 cuesta 176 € IVA incluido, precio de catálogo, que es razonable por disfrutar del kit de manos libres más pequeño y chulo del mercado. Es mejor compra si lo encuentras aunque sea sólo un poco más barato.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear