Por @Alvy — 11 de Septiembre de 2013

Es difícil hacernos una idea hoy en día de cómo debió de ser el trabajo de diseño de los teclados originales de los teléfonos y calculadoras, pero afortunadamente hay bastante documentación al respecto. En su día ya lo explicamos en un largo artículo: ¿Por qué las teclas de los números en teléfonos y calculadoras están al revés?

Hoy tenemos un vídeo con una versión de la misma información procedente de Numberphile, que aporta la narración y algún que otro dato original sobre la documentación conocida que se remonta a los años 50. Lo importante es recordar que mucha gente no había usado nunca un teléfono ni una calculadora y que no había demasiada experiencia previa al respecto; la gente simplemente no sabía «teclear».

Entre otras anécdotas cuenta que la gente del Departamento de Factores Humanos –que es como lo llamaban– hay una perla deliciosa: cómo calcularon la longitud mínima que sería aceptable para el cable del auricular de un teléfono fijo:

Los cables eran de cobre y el cobre era muy caro, de modo que convenía ahorrar y que fueran lo más cortos posibles. Lo que hizo un responsable del departamento de investigación fue ir una mañana a una gran sala de trabajo y cortar los cables de cada uno de los teléfonos de las mesas, pero dejando cada uno un poco más corto que el anterior. Cuando la gente se sentó a trabajar y alguien exclamó «¡Pero bueno! ¿Qué le ha pasado a este teléfono?» es cuando supieron que habían sobrepasado la longitud mínima aceptable.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear