Por @Alvy — 2 de Junio de 2017

De la serie Trabajos envidiables en la que hemos visto la vida cotidiana de astronautas, maestros constructores de LEGO, limpiaventanas de rascacielos o revisores de vídeos eróticos nos llegan 90 envidiables segundos en el trabajo de un ingeniero de retransmisiones de TV responsable del pedazo camión de 25 millones de dólares que se aparca cerca de los estadios para los eventos deportivos vivo.

Entre los diversos puestos hay de todo: ordenadores para controlar las cámaras, un departamento de informática, más ordenadores que controlan todos los chismes del camión en sí, edición de vídeo de las repeticiones, más ordenadores todavía, otros puestos de repeticiones, la zona de producción para todo el equipo y los directores, el departamento de audio, que se comunica con todos los técnicos de sonido del exterior y finalmente el puesto de comunicaciones.

Este pedazo de bisho en el que muchos podríamos vivir cual acogedora cueva informática móvil está en Australia y suele utilizarse para las retransmisiones de fútbol, rugby y cricket en la zona noreste de Queensland – que Australia es muy grande y no es tan fácil mover camiones de una punta a otra.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear