Por Nacho Palou — 9 de Enero de 2015


The Town Without Wi-fi, fotografía de Joshua Cogan

En Washingtonian, The Town Without Wi-fi,

En Green Bank no puedes llamar con un teléfono móvil, ni tampoco enviar mensajes. La conexión a Internet móvil o wifi no está permitida, tampoco el Bluetooth. Es una ciudad que carece de los aparatos y de las tecnologías que definen la vida moderna. Y gracias al Tío Sam esa ciudad se quedará así: Green Bank está dentro de una zona en la que, por mandato federal, las necesidades de unas instalaciones de alta tecnología del Gobierno tienen prioridad. Las señales inalámbricas están prohibidas.

A pesar de que Green Bank está a unas cuatro horas en coche desde Washington DC para hablar por teléfono allí tienes que ir hasta una cabina que hay cerca de la carretera.

La zona se denomina National Radio Quiet Zone y es en términos electromagnéticos el lugar más silencioso de la Tierra». El motivo son unas sofisticadas instalaciones de radiostelescopios.

En algunos lugares de esa zona ni tan siquiera se permite la circulación con coches de gasolina que usan bujías y que por tanto emiten radiación electromagnética. Sólo vehículos diésel.

Precisamente ese vacío electromagnético ha convertido a Green Bank un atractivo para la gente que cree sufrir hipersensibilidad electromagnética, es decir, personas que consideran que estar cerca de aparatos eléctricos les pone enfermos y les causa síntomas tales como dolores de cabeza, nauseas o picores, a pesar de que no hay pruebas médicas concluyentes al respecto. (Vía Reddit.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear