Por Nacho Palou — 7 de Enero de 2015

TempTraq es un parche adhesivo que se coloca cerca de la axila y toma constantemente la temperatura del paciente, que se envía en tiempo real por Bluetooth (hasta unos 12 metros) al teléfono móvil.

La aplicación, además de mostrar la temperatura instantánea, guarda también un histórico que muestra de forma gráfica las variaciones de temperatura en el tiempo.

La principal ventaja de TempTraq es que los padres pueden comprobar la temperatura sin tener que desacoplarse del sofá o levantarse; eso y no correr el riesgo mortal de despertar a un bebé al ponerle el termómetro, aunque para eso existen ya los termómetros por infrarrojos, los pirómetros.

Vía MacRumors.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear