Por @Alvy — 4 de Marzo de 2013

Documento histórico:

Robots-Iso

Una pequeña pero relevante documentación que está viendo la luz estos días: el estándar ISO/FDIS 13482 que describe básicamente las medidas de seguridad en equipos robóticos de uso personal, refiriéndose a los usos en el hogar y a nivel más «cercano» de nuestros pequeños amigos, exxcluyendo los usos industriales o médicos que ya están cubiertos por otras normativas y estándares.

Tal y como explican en Robotic Spot,

Incertidumbre – ¿Cómo puede afectar esto al desarrollo de productos robóticos? Para ponernos en contexto la situación hasta el día de hoy es: desarrollas un robot de servicio, te aseguras de que cumple las normativas ISO vinculadas al área de aplicación (hogar, industria, servicio… las que sean pertinentes) y en tercer lugar le pones la pegatina que acredita el cumplimiento de dichas normativas. Pero (…) ¿Qué normativas ISO debe cumplir un robot de servicio? (…) El tema no es baladí, porque si tienes por ejemplo una Roomba en casa y por desgracia tropiezas con él podrías alegar que el producto es por definición un peligro y demandar a la empresa. Los estándares de la ISO pretenden establecer unos mínimos que todo robot debe cumplir. En la ISO se amparan tanto consumidores finales como fabricantes.

Como suele suceder es un pequeño paso que todavía no cubre todo en su estado actual,

Dicho esto, queda claro que con los temas vinculados a seguridad ni siquiera estamos rascando la superficie: la estandarización incluye otros aspectos como la intercomunicación entre robots, aspectos higiénicos, potencia y sistemas de control, radio, baterías…

Pero al menos es un paso hacia adelante, según los expertos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear