Por Nacho Palou — 29 de Julio de 2015


Hacia 1912 esta señora tan tapada cargaba su coche eléctrico Columbia Mark 68 Victoria

«En los coches la electricidad es la opción. No tienen marchas que chirrían ni confusas palancas, no usan gasolina peligrosa y maloliente y no hay ruidos»

—Thomas Edison.

1880-1920 The first electric cars, una recopilación de fotografías de los primeros coches. No de los primeros coches eléctricos, sino de los primeros coches — porque a finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX la mayoría de los automóviles eran eléctricos.


Hasta 240 km recorría con una carga de batería este coches eléctrico, en 1910.

La principal diferencia es que en aquella época los coches (eléctricos o no) eran bastante bastante más lentos que ahora, con velocidades de 30 o 40 km/h, lo cual en aquella época era rápido. Al fin y al cabo moverse a velocidades por encima de esas cifras —circular a 100 o más kilómetros por hora— es algo que el ser humano sólo ha experimentado de unos años a esta parte —‘experimentado’ y después vivido para contarlo, quiero decir.

Pero ya entonces la autonomía de aquellos coches eléctricos llegaba incluso hasta los 240 km con una sola carga, un dato muy parecido a lo que muchos coches eléctricos consiguen actualmente — un Nissan Leaf llega a 199 km y un BMW i3 a 160 km, por ejemplo, aunque con un rendimiento, seguridad y comodidad muy superiores, eso sí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear