Por Nacho Palou — 20 de Julio de 2018

No es la primera carrera entre un dron de competición y un superdeportivo, pero en este ambos piltos, el del Porsche 911 GT3 RS y el piloto del dron viajan los dos a bordo del mismo vehículo.

Kudos para el piloto del dron —del equipo de competición de drones XBlades— por ser capaz de pilotar el dron a semejante velocidad a la vez que se mueve a casi la misma velocidad que el dron y sometido a las fuerzas g del Porsche 911 GT3 RS.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Julio de 2018

Esta prueba que Faraday Future denomina Autobahn Development Testing —"Autobahn" se relaciona inevitablemente con pisar a fondo— consiste en mantener el FF91 hasta los 250 km/h durante tres minutos seguidos por otros dos minutos a 120 km/h.

El ciclo se repite tres veces en un período de unos 15 minutos y después el vehículo se mantiene a 120 km/h durante 55 minutos dando más de una docena de vueltas a este circuito de Ohio.

Según exlican desde Faraday Future esto lleva la batería, el sistema de refrigeración y la transmisión del FF91 a su extremo (probablemente 250 km/h sea la velocidad máxima automilitada) para evaluar su funcionamiento y rendimiento. Los ingenieros aseguran que los resultados obtenidos en esta prueba son "muy prometedores".

Trc 1109

El paquete de baterías de iones de litio de 130 kWh del FF 91, explican, ofrece más de 500 kilómetros con una sola carga, y unos 300 km con una carga rápida de 30 minutos "para aliviar la ansiedad por la autonomía".

Estas pruebas y la construcción de la fábrica, ya en marcha, después de que Faraday Future recibiese una inversión de 2.000 millones de dólares, acercan el FF91 un poco más hacia la producción.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Julio de 2018

Born to run

Los modelos de competición DB4GT de Aston Martin de los años entre 1959 y 1963 proporcionaron numerosas victorias a la marca, pero estaban lejos de ser coches bien construidos. Ahora los ingenieros de Aston Martin Works han unido lo mejor de ambos mundos: las líneas y el rendimiento de aquellos DB4GT y las técnicas de fabricación modernas y precisas.

Para reconstruir los DB4GT Continuation los ingenieros pasaron ocho modelos originales del vehículo por un escáner 3D que les proporcionó una copia digital exacta. Analizando el modelo digital los ingenieros pudieron comprobar qué problemas de construcción y defectos tenían los modelos originales.

Por ejemplo, gracias al modelo digital descubrieron que había un pequeño desajuste en los chasis de los vehículos. También que el trabajo artesanal de los paneles de aluminio dejaba huecos irregulares y demasiado anchos entre las diferentes partes de la carrocería.

Manufacturing resumes

También se realizo una tomografía del interior del motor que reveló irregularidades en la densidad del aluminio "probablemente debido de una ventilación irregular, al aire, después del moldeado del bloque", explican en Popular Science. Los nuevos motores se fabrican en una instalación con la atmósfera controlada para que la estructura del bloque se mantenga consistente. Esta y otras mejoras elevan la potencia del motor desde los 266 CV originales hasta los 345 CV."

Corregidos esos problemas en el modelo digital y aplicando técnicas modernas para estampar y trabajar el aluminio, el Aston Martin de DB4GT es una obra de ingeniería casi perfecta — sobre todo si se compara con los modelos originales.

Eso sí, el precio del DB4GT Continuation es de más de 2.000.000 de euros.

Fotografías: Aston Martin.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Julio de 2018

Lo mejor de este vídeo de los vehículos GXV-T de la agencia DARPA es sin duda este vehículo equipado con el sistema METS: Multi-mode Extreme Travel Suspension («Supensión de Viaje Extrema Multi-modo»). [En 2:50].

Se trata de un sistema desarrollado por Pratt & Miller para desplazar el vehículo por terrenos muy accidentados, con piedras, baches tremendos o laderas empinadas. El objetivo es mantener la cabina del vehículo en horizontal y que los ocupantes viajen cómodos. Las ruedas son de 20 pulgadas (50 cm) y la suspensión de unas 4 a 6 pulgadas (15 cm) aunque lo más llamativo es que cuenta con un sistema extensible de suspensión de casi dos metros (110 cm hacia arriba y unos 80 hacia abajo) que es independiente para cada rueda.

Como puede verse en las imágenes la orografía del terreno le resulta bastante indiferente a los trastos equipados con esta suspensión: van prácticamente en horizontal y con pocos vaivenes ya atraviesen montículos, laderas inclinadas o ambas cosas a la vez – sitios por los que un vehículo convencional las pasaría canutas si quisiera circular.

El resto del vídeo muestra otras tecnologías, como la de las ruedas que cambian de forma que ya comentamos por aquí el mes pasado, otra de una especie de visión aumentada (que combina cámaras y lidar) que permite que los ocupantes vayan metidos en una especie de coche-jaula a prueba de balas y hostilidades similares mientras lo conducen con ayuda de las cámaras, como si tal cosa. También hay sistemas de visión para terrenos sin señalización –caminos de cabras, vamos– que ayudan a la conducción.

Todo esto lo desarrolla la agencia militar estadounidense dedicada a las tecnologías más avanzadas, en principio para «mejorar la capacidad de supervivencia» de quienes van en estos vehículos aunque en el futuro, quizá, tengan otras aplicaciones civiles, como ha pasado más de una vez.

(Vía Spectrum.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear