Por Nacho Palou — 19 de Septiembre de 2017

El triciclo de François Gissy se impulsa con 130 litros de agua de lluvia presurizada en un depósito a 400 veces la presión atmosférica normal. Cuando se libera la presión el triciclo de François sale zumbando de tal manera que acelera de 0 a 100 km/h en 0,55 segundos y alcanza los 261 km/h antes de que se le acabe el agua y pierda impulso.

Vía Geekologie.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear