Por @Alvy — 19 de Noviembre de 2016

El Teslaphatic es efectivamente un Tesla Telepático. Lo que han hecho estos hackers es utilizar una interfaz cerebro-ordenador (OpenBCI) para registrar dos pensamientos distintos: «acelerar» y «parar». Un sistema de aprendizaje convierte estos dos «estados mentales» en señales de aceleración y freno para el coche, que actúa en consecuencia. Por ahí en medio hay una placa Arduino que interactúa con el hardware que físicamente «aprieta» los pedales del Tesla. Una solución tosca pero práctica para un experimento.

Hoy en día mucho más no se puede hacer porque las interfaces cerebro-ordenador pueden distinguir pocos «pensamientos» más allá de decisiones binarias, como «parar» y «acelerar» (además, hay que entrenarlo previamente y no es fácil). Sobre esto estuve leyendo estos días de cara a preparar un artículo: es muy difícil distinguir más allá de 3 o 4 «estados mentales» –por no hablar de «palabras» o «frases»– a menos que en vez de un «gorrito» EEG utilices electrodos implantados dentro de la cabeza de alguien – lo cual da cosica.

Para que el experimento fuera completo los hackers añadieron un detector con un sensór giróscopo; con eso se puede hacer girar el volante mediante un leve movimiento de la cabeza (¡emplearon el motor de un limpiaparabrisas!) Esto sí que no es exactamente telepatía, pero bueno. Dado que todo el montaje les supuso tan solo 36 horas (participaban en el Cal Hacks 3.0 y quedaron terceros) con este resultado tan envidiable podríamos decir sin duda que superaron la prueba con buena nota.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear