Por @Alvy — 30 de Abril de 2022

Sam de ¡Mira, mamá, sin ordenador! (así se llama también su canal de YouTube) se dedica a construir chismes electrónicos de todo tipo, muchos de los cuales combinan la música con la electrónica. En este proyecto llamado Googol Counter enseña una máquina cuyo único objetivo es contar, desde 0 hasta 1 gúgol, a toda velocidad posible, en este caso a unos 30.000 números por segundo.

El gúgol (googol en inglés) es, como aprendimos de Carl Sagan en Cosmos, 10100, es decir un 1 segundo de cien ceros o diez mil sexdecillones. Es un número tan increíblemente grande que supera la percepción humana común, pues el efecto exponencial de «añadir otro dígito» engaña a nuestra forma de entender el crecimiento de las cosas. En la máquina, que Sam comienza equipando con unos pocos displays de 7 segmentos, se añaden más y más dígitos hasta completar los cien.

La electrónica del invento es relativamente sencilla, y duradera, porque una máquina así debería enfrentarse a una larga vida. Para «contar» tan sólo hacen falta unos chips 4026 y 555 y una señal de reloj. Y el resto es mucha impresión 3D a medida. Al principio comienza probando con 1.000 Hz (ciclos por segundo) y poco a poco va aumentando hasta llegar a unos 30.000 Hz, sin que parezca haber mayor problema.

Y es que el verdadero problema es la dimensión del asunto. Si observas el contador verás que efectivamente los primeros dígitos van tan rápido que no se pueden ni ver cambiar; en cambio uno poco más allá, cinco o seis dígitos, ya se ralentizan al ritmo de un cambio cada segundo. Cada dígito se mueve diez veces más lento que el anterior.

En cálculos de servilleta: supongamos que empezamos con 100.000 por segundo (6 dígitos). Un día tiene 86.400 segundos, de modo que al cabo de un día se podrían ver cambiar unos seis dígitos más. Pero un año sólo son 365 días, de modo que cada tres años se moverían otros cuatro dígitos. ¿Y un siglo? Tres más. ¿La edad del universo? Añade otros 10 u 11, para asegurarnos esos 13.700 millones de años. Si el reloj hubiera comenzado a contar con el Big Bang no habría pasado todavía de unos 29 o 30 dígitos… infinitamente lejos de los 100 –el gúgol– que tiene como objetivo.

Como dice Sam, es raro poner en marcha un proyecto así, del que quizá verás cambiar alguno de los dígitos una o dos veces en toda tu vida (alrededor del dígito 14), lo cual da una idea de la inmensidad. Dejando aparte la cantidad de posibles problemas de desgaste, alimentación eléctrica o incluso los impactos de los rayos cósmicos (o la desintegración de los mismísimos electrones, ya puestos), está claro que aunque la máquina contadora teóricamente podría llegar a 10100, nunca* lo hará.

_____
* Bueno: técnicamente se detendrá tras contar un gúgol de números, pero eso es demasiado tiempo como para que nadie lo vea, ni para que exista nada en el universo para verlo.

(Vía The Awesomer.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear
Por @Alvy — 27 de Abril de 2022

SelfServiceRepair.com

SelfServiceRepair.com es la tienda oficial de Apple –muy espartana y sin logos ni demasiada asociación con la compañía, porque lo gestiona otra entidad de momento «desconocida»– en la que ya se pueden comprar piezas y componentes oficiales para reparaciones de iPhones de Apple. De momento sólo sirven a Estados Unidos, y sólo tienen iPhones, pero es de esperar que se replique en Europa próximamente y que se amplíe la gama de productos. Y es que los tiempos cambian y las leyes también. Así que aunque lo hagan por obligación, bienvenido sea.

Es sabido que una de las quejas de toda la vida de quienes usamos productos Apple era la cerrazón de la compañía con las reparaciones y componentes originales, algo que en parte se mitigaba con la garantía, en parte gracias a sitios como IFixIt y en parte encontrando componentes «compatibles» que se podían comprar en Amazon, AliExpress y otras tiendas.

Pero para desazón de los usuarios en general y de los más hackers en particular, los precios absurdos de las reparaciones completas o incluso de pequeños componentes hacían que muchas veces la cosa no compensara y fuera toda una pena: equipos directos al reciclaje y/o los vertederos.

En SelfServiceRepair.comx se pueden elegir los componentes según el producto y versión, y hace falta indicar el IMEI y otros datos del modelo para garantizar que el equipo es original y comprado (no «encontrado», ni robado). En la web además hay enlaces a la sección de Manuales de reparación de Apple, que esta vez sí que están alojados en la web de la compañía.

Otro bonus del asunto es que dicen que si entregas piezas viejas para reciclar te hacen descuento, lo cual puede reducir un poco los precios de componentes que de por sí son caros (y más en versión Apple), pero al menos existe la opción de elegir qué hacer. La gente del Manifiesto por la Autorreparación estará contenta y el mismísimo Wozniak habrá asentido orgulloso a este pequeño paso para los aficionados a la electrónica, la reparación y los usuarios en general.

(Vía Geeks are Sexy.)

Compartir en Flipboard Tuitear
Por @Alvy — 8 de Abril de 2022

Hackers-Movie-Guide.pdfA través del mismísimo @Woz, que ha prologado el libro, descubrí la edición de este año de Hackers Movie Guide [PDF] de Steven Morgan y Connor Morgan, editado por Cybersecurity Ventures. Es una curiosa y completa enciclopedia del cine de hackers. Esto quiere decir que incluye referencias de todas las películas en las que

  • Hay hackers como protagonistas
  • tratan sobre hacking
  • alguno de los personajes es un/a hacker
  • el argumento incluye algún hackeo importante

El libro comienza en 1956 con 1984, el clásico de Orwell, y llega hasta 2021 con Silk Road, una historia de la dark net. No he contado el total pero creo que hay más de 300 títulos, algunos tan emblemáticos y afinados al tema como Juegos de guerra (1983), Sneakers (1992), Hackers (1995), The Conversation (1974) o Tron (1982) y otras que lo tocan más colateralmente, como Proyecto Brainstorm (1983), The Matrix (1999), Office Space (1999), Inception (2010) o Ex Machina (2014). Naturalmente también aparecen muchas películas de ciencia-ficción, está Parque Jurásico (1993, con el carismático y de corta vida Dennis Nedry). Y, por supuesto, como en cualquier lista, puede haber grandes diferencias de criterio.

Un detalle interesante es que tratan con flexibilidad la definición de «hacker» e incluyen títulos donde los hackers no son necesariamente informáticos: The Conversation (es un técnico de sonido y aparatitos espía) o 21 (2008, con ingenieros del MIT hackeando el casino). La única gran ausencia que he visto: Real Genius (1985), una de mis favoritas de toda la vida en el que los ingenieros del Caltech, incluyendo alguno de sus más míticos hackeos.

Como extras: el libro también incluye un prólogo y una entrevista con Steve Wozniak, una copia del Manifiesto Hacker y un índice detallado.

§

En nuestro libro Se suponía que esto era el futuro, que puedes encontrar en librerías y en las tiendas de libros electrónicos hay un capítulo completo dedicado a los hackers titulado Hackers y crackers: cómo aplicar los conocimientos tecnológicos con responsabilidad, por si quieres saber más sobre todo esto.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear
Por @Alvy — 17 de Marzo de 2022

Penkesu Computer - A Homebrew Retro-style Handheld PC | penkesu

Este pequeño ordenador llamado simplemente Penkesu Computer es una creación de Penk Chen, usando una Raspberry Pi Zero 2 W con piezas impresas en 3D, otras recicladas de una Gameboy Advance SP, una pantalla de 7 pulgadas y 1280x400 y un peculiar teclado de 48 teclas montadas con mucho esmero.

Penkesu Computer - A Homebrew Retro-style Handheld PC | penkesu

Además de la página del proyecto hay instrucciones detalladas en Github con la listas de componentes, fotos del montaje paso a paso, ficheros con las piezas que hay que imprimir, el firmware del teclado y todo lo demás. Comenta que sería imposible de fabricar a gran escala, pero que los aficionados a las manualidades electrónicas pueden encontrar entretenido montarse uno de estos peculiares ordenadores.

Penkesu Computer - A Homebrew Retro-style Handheld PC | penkesu

Aunque no cuenta de dónde le vino la inspiración, más allá de su aspecto hacker con ese fondo de Matrix, a mi me recuerda mucho a algunos de los primeros ordenadores/microportátiles/PDAs, en especial al legendario Atari Portfolio. Aquél fue de los primeros que dejaban de ser una mera agenda al incorporar un MS-DOS completo y un procesador 80C88 con el que se podía correr incluso Lotus 1-2-3. Aquellos tiempos retros –el Portfolio es de 1989– ahora se pueden revivir pero con más funcionalidad, Linux y una pantalla a color donde hacer cualquier cosa, desde hackear un poco a ver películas.

(Vía Yanko Design.)

Compartir en Flipboard Tuitear

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma