Por @Alvy — 22 de Octubre de 2015

Todavía colean algunos vídeos acerca de la conmemoración del #BTTFday de ayer, como este de los chicos de la Universidad de Stanford, que modificaron un DeLorean DMC-12 para que hiciera trompos de forma autónoma.

El resultado es visualmente interesante, mecánicamente atractivo y debe tener cierta labor de ingeniería y hacking detrás. Por no hablar de lo que se deben gastar en neumáticos en cada pruebecita.

Al coche lo han llamado, cariñosamente, «Marty».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear