Por @Alvy — 22 de Octubre de 2015

Todavía colean algunos vídeos acerca de la conmemoración del #BTTFday de ayer, como este de los chicos de la Universidad de Stanford, que modificaron un DeLorean DMC-12 para que hiciera trompos de forma autónoma.

El resultado es visualmente interesante, mecánicamente atractivo y debe tener cierta labor de ingeniería y hacking detrás. Por no hablar de lo que se deben gastar en neumáticos en cada pruebecita.

Al coche lo han llamado, cariñosamente, «Marty».

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Desarrolla más rápido con Xojo