Por @Alvy — 16 de Diciembre de 2002

Bringing Down the HouseBringing Down the House: The Inside Story of Six MIT Students Who Took Vegas for Millions. Ben Mezrich. 2002.

Este esperado libro fue adelantado en un número reciente de la revista Wired bajo el atractivo título Hacking Las Vegas. El título de Wired era apropiado en la utilización estricta del término «hacker», dado que aunque no hay tecnología de por medio, el grupo del M.I.T. estaba compuesto de auténticos expertos en el Blackjack (conocido en castellano como «el ventiuno»), más allá de lo que cualquier jugador medio pueda estarlo.

La historia es sencilla: utilizando métodos ya conocidos, como la Estrategia Básica y el (perfecto) conteo de cartas (descritas por Edward O. Thorp en Beat the Dealer allá por 1966), este grupo domina y pone en práctica el mejor el sistema para ganar al Blackjack en los casinos -- haciéndolo una realidad. Las mejoras introducidas por los estudiantes del M.I.T. son pocas y muy concretas: la primera es la utilización del trabajo en equipo para evadir las miradas sospechosas de los jefes de mesa y responsables de los casinos - aunque contar cartas no es ilegal en Las Vegas, los casinos pueden echar a cualquiera de su sala por cualquier razón, y esta suele ser su favorita.

La segunda tiene que ver con el seguimiento de cartas durante las mezclas, lo que permite saber cuándo se repartirán (más o menos) durante el juego (algo que requiere mucha vista y experiencia); y la tercera mejora, algo de habilidad a la hora de cortar el mazo en un punto exacto (52 cartas) para quedarse con una carta favorable (por ejempl un as) que salga en el momento adecuado. Estas dos últimas técnicas mejoran la Estrategia Básica de un 1-2% (margen para el jugador) a un 10-12%, pero son muy difíciles de aprender y realizar - prácticamente sólo al alcance de «magos» profesionales. El conteo de cartas y la variación en el tamaño de las apuestas hace el resto: apostar poco cuando la baraja es desfavorable, subir hasta el límite cuando es favorable.

El libro tiene un formato novelesco muy al estilo de The Eudaemonic Pie (Thomas A. Bass, 1979) donde se narraban aventuras similares del grupo de los Eudaemons ganando a la ruleta con ayuda de un primitivo ordenador escondido en un zapato. Este grupo del M.I.T --en realidad había al menos dos, independientes-- actuó en Las Vegas y otros casinos norteamericanos y del Caribe entre 1992 y 1999, y terminó sus andazas (tras alguna discusión interna, ruputuras y reencuentros) cuando los casinos localizaron, ficharon e impidieron a sus principales integrantes entrar en las salas de juego. Más de 3 millones de dólares ganados en ese periodo de tiempo dan fe de que el sistema era válido... e incluso que lo sigue siendo.

Actualización (17 de marzo de 2008): La historia y el libro se convirtieronn finalmente en película, con el apropiado título de... 21.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear