Por @Alvy — 8 de Marzo de 2016

{Obvia decir que mejor ni intentar esto: el vídeo al parecer lo grabaron junto a un empleado de los ferrocarriles, corriendo el riesgo no solo de un cortocircuito y chispas sino también de estropear el tendido eléctrico y causar un «atasco de tráfico» en las vías.}

Desde el departamento de «increíbles experimentos con la electricidad» nos llega desde Rusia este intento de convertirse en el próximo Premio Darwin utilizando las vías del tren como fuente de energía para cargar un teléfono móvil. «Una forma extrema de punto de recarga para los turistas», dicen.

En el experimento se mide primero la corriente con un voltímetro, «a mano», luego utilizando métodos más avanzados como un altavoz, bombillas y también piedras. Con unos rústicos componentes se puede estabilizar en 5V.

No queda muy claro si es el voltaje propio de la señalización de las vías o algo inducido por la señal de 50 Hz que las recorre – pero el caso es que parece chutar. El montaje final con cables mal pelados y todas las piezas al aire es digno de museo de los horrores, pero ¡funciona!

La burrada es de tal calibre que el «genio» que lo lleva a cabo hasta ha roto un teléfono Nokia, algo que se considera prácticamente imposible. (De hecho hay quien acusa el vídeo de fake solo por esto.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear