Por @Alvy — 16 de Julio de 2016

Felix Vorreiter inventó el Flux 1440 hace ya unos años; es un reloj «digital» que utiliza una cuerda, cuerda, con marcas de color negro que muestran la hora exacta. Es un híbrido de lo más peculiar; notablemente ingenioso sin duda.

El Flux 1440 muestra la hora durante exactamente tres segundos (hora y minuto); entonces el motor y diversas ruedas y mecanismos se ponen en marcha para desplazar la cuerda: se necesitan 57 segundos y 57 «cambios» para que se vean los siguientes dígitos. Y así sucesivamente.

El nombre del reloj hace referencia a que en un día hay 1440 minutos, que es la información que hay que codificar en total. Debido al tamaño de las marcas se necesitan ni más ni menos que 1,2 kilómetros de cuerda coloreada adecuadamente para dibujar todos los dígitos de forma directa.

Durante el breve instante en que se marcan los minutos todo es perfecto; entonces comienza todo un espectáculo en movimiento bastante digno de disfrutar. Un +1 por el ingenioso hackeo.

(Vía The Awesomer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear